JBpescador

JBpescador
el autor
PORTAL DEDICADO A TODO LO RELACIONADO CON EL MUNDO DE LA PESCA DEPORTIVA EN EL MAR

TAMBIEN PUEDES LEER AL AUTOR EN ALGUNO DE SUS LIBROS:

EL ARTE DE LA PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2000

CUADERNO DE PESCA. Editorial TIKAL EDICIONES, año 2002

Traduce el Blog

sábado, 22 de octubre de 2011

PESCA A SPINNING DESDE COSTA 2ª PARTE


PESCA A SPINNING DESDE TIERRA (2ªPARTE)

Esta es la segunda parte del articulo anterior, si en el anterior, hemos repasado los materiales, como las cañas, carretes, sedales, nudos, anzuelos y ademas las tecnicas, ahora haremos un repaso a los terminales, lanzamientos, señuelos, cebos, y demas. Por ello comenzaremos por:




TERMINALES:

Con relación a los terminales, debemos hacerlos siempre en función al tipo de cebo que vayamos a utilizar. Sí utilizamos cebos artificiales flotantes, podemos colo-carlos directamente a la línea madre o podemos utilizar terminales con buldó, que consiste en anudar un buldó a dos metros del cebo artificial, de esta forma el cebo trabajará a superficie, mientras que el buldó dibujará una estela por encima del agua muy atrayente para los peces. Si por el contrario utilizamos cebos artificiales ahogados, podemos optar por utilizar dos tipos de terminales: el directo o el derivado.
Para la modalidad del spinning en cualquiera de sus versiones, ya sea desde tierra o desde embarcación, existen varios terminales, y podemos hacerlos de dos formas: directa o indirecta.



TERMINAL DIRECTO:

La base principal de un terminal directo es que no contenga nudos de unión. Consiste en colocar un plomo de espiral, torpedo o incluso un buldó en la línea madre a dos metros del cebo aproximadamente. Su confección es muy sencilla, ya que introduciremos un plomo de estas características en la línea con un nudo corredizo y un simple trozo de palillo sujetándolo, y con el resto de sedal anudaremos el cebo. Por otro lado también existe la posibilidad de no utilizar ningún accesorio, plomo, buldó, etc., y anudar directamente el cebo, ya sea natural o artificial a la línea de la caña. Y estaremos pescando verdaderamente a directo.

TERMINAL DERIVADO o INDIRECTO:

También existe la posibilidad de anudarle un emerillón y este hará de tope para el plomo, sin olvidarnos de introducir entre el plomo y el emerillón una perlita para que haga de salva nudos. Y de este emerillón saldrá la línea que anude al cebo. De esta forma dejará de ser directo para convertirse en derivado. Otra forma de confeccionar los terminales derivados o indirectos es colocando un emerillón triple en dicha línea, y de este a su vez, se derivará un trozo de sedal de 0.50 cm aprox., donde irá anudado un plomo o un bomber, que es un accesorio muy similar a un flotador, pero que tiene la función de mantener el cebo artificial a media agua.



CEBOS:

Cuando se habla de cebos en la modalidad de spinning, por lo general se piensa en los cebos artificiales, pero debemos tener en cuenta que también se puede utilizar los cebos naturales vivos o muertos.

CEBOS NATURALES:

Los cebos naturales más utilizados en esta modalidad son sardina, calamar, alacha, e incluso la lombriz coreana. También se puede utilizar el pez pequeño vivo (pez cebo), que colocado con dos anzuelos, uno en la boca y el otro en el ano, puede llegar a tener mucha efectividad. Pero cuando utilizamos este tipo de cebos no podemos estar constantemente lanzando y recogiendo, porque después de varios lanzamientos el cebo se deteriorará rápidamente. Por otro lado, a veces, las lombrices también se colocan como cebo, sobre todo las de tipo coreana, porque si colocamos una de estas lombrices ensartada con dos anzuelos, uno cerca de la cabeza y el otro en el tercio inferior aprox. dejando la cola moverse a su antojo, despiertan el instinto de muchos peces tales como obladas, anjovas, lubinas, etc.

CEBOS ARTIFICIALES:

En el amplio abanico de los cebos artificiales, que se usan para las distintas modalidades de pesca en el mar, hay que decir que los mas usados son, sobre todo, los peces en sus distintas facetas, desde articulados, sonoros, ahogados, flotantes, etc., pero también son usados otros tipos desde cucharillas, vinilos, streamer, etc. por ello debemos conocerlos y saber para en que ocasión son los más idóneos.
Muchas veces nos encontramos con el problema de no saber cual elegir en una determinada ocasión, principalmente porque los que creemos que son más óptimos para ese día, no atraen a ningún pez. Por ello, es preferible tener un buen surtido, para poder probar cualquier tipo de cebo artificial en cualquier ocasión.
Si nos encontramos en zonas de bajíos de agua, salida de grandes ramblas, estuarios, etc., debemos optar por utilizar cebos artificiales que simulen a la fauna allí congregada, tales como mújoles, lisas, anguilillas, etc., mientras que cuando el mar esté muy turbio a causa del mar de fondo, salida de aguas tras las lluvias, etc., de-bemos optar por utilizar cebos artificiales de colores llamativos, con el único fin de que sean vistos por los depredadores.



PECES ARTIFICIALES:

Como he dicho anteriormente son los más usados y eficaces. Los hay muy variados, de distintos colores, medidas, formas, e incluso distinta forma de nadar. Pero la base principal de todos ellos es simular las distintas situaciones en las un pez depredador, como la lubina, puede encontrase a su víctima bien sea huyendo, herido, o incluso nadando normalmente, pero en todas las ocasiones debe despertar el instinto depredador del pez. Por ello, en este tipo de cebo artificial existe tanta variedad:

SONOROS: Son aquellos que la nadar emiten un sonido, por medio de un dispositivo de bolas colocado dentro del propio artificial. Este sonido despierta la curiosidad del pez que a medida que se acerca al cebo, aumenta su ansia de depredación.

AHOGADOS: Son aquellos que por la disposición de la lengüeta o babero que llevan debajo de los ojos, imposibilitan su flotabilidad haciéndole nadar hacia el fondo, hasta conseguir la profundidad a la que están diseñados; mientras que cuando dejan de nadar tienden a coger más profundidad. Pueden ser de varias medidas, pesos y colores. Aunque los más aconsejables para el mar son aquellos que se semejan a los peces marinos; tales como mújoles, bogas, obladas, sardinas, boquerones, caballas, etc.

FLOTANTES: Son justamente lo contrario a los anteriores, ya que cuando dejan de nadar tienden a flotar, pero siempre la lengüeta será la encargada de que naden a mayor o menor profundidad, según el diseño. Al igual que en los anteriores, los hay de distintos pesos, medidas, y colores.

ARTICULADOS: Son aquellos que están fabricados en dos, tres o cuatro trozos, con la única función de simular mejor la forma de nadar de los peces. También pue-den ser ahogados o flotantes, y en distintas medidas, pesos y colores.



POPPERS: Son aquellos que al nadar emiten un sonido característico muy similar a la rotura de una pompa de jabón, de ahí su nombre. Este sonido lo emiten porque no poseen la forma aerodinámica que adopta la cabeza del pez, sino que tienen una hendidura en forma de medio huevo en la parte frontal, que al contacto con el agua emite tan característico ruido.
Entre tantos modelos de peces artificiales, también existen los que carecen de lengüeta o babero, mientras que hay otros que poseen en la parte trasera y en la de-lantera, una pequeña hélice que va dibujando una estela muy atractiva. Por lo gene-ral, no suelen llevar lengüeta, ya que su función esencial es dibujar una estela por encima del agua y así, atraer a los depredadores.

CUCHARILLAS:

Son otros de los cebos utilizados en el mar para esta modalidad. Son de metal y su forma se semeja a la pala de una cuchara.
Su función especial es la de simular las distintas trayectorias de un pez pequeño, para ello disponen, bien de unas pegatinas colocadas en propio metal o del propio metal en si, para emitir reflejos y destellos, que son los atractivos para el pez depredador. Existen varios tipos de ellas, desde las ondulantes, giratorias, sonoras, e incluso con plumillas, flecos, etc.:

ONDULANTES: Son aquellas que por su diseño en forma de tira de metal y ligera-mente curvada, ondulan en el agua al ser arrastradas al tiempo que emiten vibraciones, destellos y reflejos. Aunque hay que decir que según su diseño, o sea, según la curvatura del metal y la longitud de este, pueden ir dibujando una trayectoria en forma de S, mas o menos pronunciada. Con el mar movido es recomendable que di-cha trayectoria sea muy pronunciada y menos, a medida que el mar cambie.



GIRATORIAS: Las cucharillas giratorias son las que constan de un núcleo de metal en forma cilíndrica y alrededor de la gira la pala, mientras que al final del núcleo esta colocado un anzuelo triple. Las palas pueden ser de dos tipos; redondas o alargadas, pero todas o casi todas están decoradas en distintos colores, puntos, etc., e incluso algunas llevan al final, entre el anzuelo triple, tiras de colores, con el único fin de camuflar el engaño. También se fabrican dobles, o sea con dos palas, una delante y otra detrás. Estas cucharillas dobles reciben el nombre de tándem. Este modelo de cucharillas al ser arrastradas por el agua emiten unas vibraciones que son muy atractivas para los peces de agua dulce, mientras que para los de mar no tanto. Existe la posibilidad de poder modificarlas, porque quitándoles el anzuelo triple y colocando una cameta con su anzuelo correspondiente de unos 25 cm, y colocando una lombriz insertada hasta la mitad; despierta las ansias de ataque de los peces depredadores, sobre todo doradas, bailas, lubinas, etc. Pero teniendo en cuenta que la técnica a seguir será la de dejar que la cucharilla se pose en el fondo y recoger dando pequeños tirones, claro que esta técnica será recomendable utilizarla más en playas que en zonas rocosas, sobre todo para evitar posibles enroques.

STREAMERS:

Es otro de los cebos artificiales utilizados en el mar, aunque su verdadero auge es más propio de la pesca desde embarcación a cacea o curricán que en la pesca con caña desde costa. En realidad, no se trata de un cebo, ni de un señuelo, sino que es la suma de ambos. Constan de una cabeza, por lo general plomada, y un cuerpo de colores llamativos y fabricado principalmente en vinilo o plásticos y diseñado con largas tiras. Este señuelo se asemeja a los distintos cefalópodos tales como calamares, púlpitos, etc. Como es lógico, también existen infinidad de modelos y formas, aunque todos ellos tienen la misma función: engañar al pez.



VINILOS:

Son cebos artificiales fabricados en goma, plásticos, o materiales similares. Por lo general, suelen ser de textura muy blanda aunque hay fabricantes de la textura la tienen muy presente y algunos lo fabrican más dura. La función esencial de estos ar-tificiales es simular a las distintas especies de anguilillas, cangrejos, camarones, etc. En definitiva a los habitantes de las aguas someras y desembocaduras de ríos y grandes ramblas. Se fabrican en distintas tallas, colores y modelos. Un claro ejemplo sería los vinilos con “jig”, que no es más que un anzuelo con un plomo de guisante colocado en el terminal del propio anzuelo. Este anzuelo se coloca dentro del vinilo y el plomillo se pinta de colores llamativos, e incluso se le pintan los ojos para que parezca la cabeza de las anguilillas.



LANZAMIENTOS:

Teniendo en cuenta que los lanzamientos son la base principal de esta modali-dad, debemos saber que ellos dependerán del tipo de spinning que realicemos. Si utilizamos el spinning ligero, por lo general los lanzamientos los haremos con una sola mano, debido a que la caña no nos permite cogerla con ambas manos. La técnica idónea para lanzar con estas cañas será siempre utilizándolas como si fueran un látigo, simplemente inclinando la caña hacia el lado derecho y parándola con un leve golpe hacia atrás. Si utilizamos cañas de spinning semipesado, al ser estas mas largas, el puño también será más largo y por lo tanto si podremos utilizar ambas manos; sin embargo, la técnica de lanzamiento debe ser igual que la anterior. Muchas veces cuando realizamos estos lanzamientos creemos que no son suficientemente largos, pero la mayoría de las veces son suficientes debido a que los peces casi siempre se acercan mucho a la orilla en busca de su alimento preferido (los peces pequeños).



CAPTURAS:

Siempre se ha tenido el concepto, de que los peces se clavan a nuestros cebos por simple alimentación. Tal vez, sea una de las razones principales. Pero en esta modalidad hay que tener en cuenta que muchas veces los peces depredadores atacan a los cebos por puro instinto; un instinto que nosotros debemos provocarles por medio de la ejecución de las técnicas que se utilizan en esta modalidad como por ejemplo el mover los señuelos a intervalos pequeños,(recoger, parar, recoger, etc.) de forma que nuestro señuelo, sea de la clase que sea, simule a un pececillo en apuros y que intenta refugiarse. De todos es sabido, que el mar no esta plagado de peces, sino que deberemos buscarlos donde pensemos que pueden tener su zona de caza, por ello debemos primero observar la superficie del agua, e intentar adivinar donde están los peces depredadores comiendo, para ello debemos ver si se producen remolinos de espuma, si hay peces pequeños saltando en la superficie, y si el mar está muy tranquilo, debemos observar si en la superficie se produce algún surco, señal inequívoca de la presencia de depredadores. Si lo que intentamos es pescar lubinas con peces artificiales, siempre será preferible lanzarlos en los rompientes de las olas, porque la mayoría de los depredadores aprovechan el factor sorpresa para atrapar a sus indefensas presas y por lo tanto, una zona donde abunde la espuma será una zona privilegiada, pero teniendo en cuenta que nuestro cebo artificial de-berá despertar ese instinto depredador.
Con relación a la época, debemos saber que en invierno las lubinas se acercan más a las orillas que los demás predadores, mientras que en los meses estivales de verano, son las lampugas, anjovas, palometones, etc. los que se recorren las orillas en busca de alimento.



Si utilizamos el spinning ligero, los peces más frecuentes en clavar son las obladas, bogas, pejerreyes, e incluso algún que otro mújol. Pero, si utilizamos el spinning semipesado, ya la cosa cambia porque las especies más capturadas son pueden ser lubinas, espetones, lampugas, dentones, anjovas, palometones, bailas, e incluso a veces alguna que otra dorada. Aunque hay que decir que la reina de esta modalidad es la lubina, porque este pez depredador por excelencia, suele acercarse mucho a las zonas del litoral para depredar a sus presas. De hecho estos peces na-dan con una velocidad de crucero relativamente baja y lo hacen entre bancos de otros peces de su mismo tamaño, pero cuando se trata de ejemplares mas grandes y con voraces ganas de comer, realizan movimientos circulares nerviosos, junto con movimientos rápidos y giros violentos, haciendo a los bancos de peces se dispersen en varias direcciones para confundir al depredador. De estas señales debe aprove-charse el pescador de spinning semiligero, para lanzar al agua cualquier tipo de cebo artificial, preferentemente peces artificiales que se asemejen a los que se encuentran en ese lugar, o incluso también anguilillas de vinilo; pero con la condición de que deberá lanzar por delante de esa actividad depredadora, para que a la hora de recoger el artificial esté haciendo su función en el momento de la pasada y se confunda con un pez a punto de ser comido.



CONCLUSIÓN:

Como conclusión a este articulo, debemos tener claro que el pescador de spinning tiene que ser una persona que ante todo ama el medio ambiente, porque de nada servirá que la basura que origine la deposite en el mar, o en la costa; por tanto siempre deberemos utilizar bolsas de basura para despojarnos de nuestros deshechos, tales como refrescos, papeles, colillas, y demás basura. Por otro lado, también debemos tener en cuenta que para que tengamos un mínimo de éxito, debemos hacer caso a las señales que nos emite el medio marino, dicho de otra forma:
- Apostarnos en sitios donde la espuma del mar pueda camuflar nuestros señue-los.
- Cambiar de ubicación, si en la actual no obtenemos, pasado un tiempo pruden-cial, éxito alguno.
- No arriesgar nuestra salud por ubicarnos en ciertos lugares, donde hipotetica-mente puedan ser mejores.
- Aprovechar las horas puntas del día, tales como amanecer y atardecer.
En definitiva pasar un buen rato haciendo la actividad que nos gusta, y no desesperarnos jamás sin no tenemos éxito. El éxito viene con la constancia y la dedicacion.



ESTE ES EL VIDEO DE UN NUEVO SEÑUELO PARA LAS LUBINAS A SPINNING.